martes, 31 de enero de 2017

Un homenaje a los obreros del Puerto

Julio Quintana, comisario de la exposición ‘150 años estibando en Canarias’, posa con unos diferentes modelos de ‘pines’ de enganche.
El museo Elder de la Ciencia y la Tecnología acoge hasta el próximo 19 de febrero la exposición gratuita 150 años estibando los puertos de Canarias, un recorrido por el trabajo portuario que muestra desde fotografías antiguas y actuales, a utensilios y objetos de trabajo, réplicas de contenedores, grúas y buques de carga.
Hacer una muestra homenaje a la estiba en Canarias siempre fue un tema pendiente tanto para Julio Quintana, comisario de la exposición, como para el colectivo portuario. Cuando hace un año le hicieron, por fin, el encargo de recopilar material para elaborar la exposición, Quintana se puso manos a la obra sin más recompensa que la de mostrar la vida portuaria que supuso el sustento para él y para miles de hombres en Canarias, con un guiño especial a los trabajadores del Puerto de La Luz y de Las Palmas.

«El puerto es la ensenada natural donde echa amarras un barco, donde fondea, y el muelle es donde puede atracar», diferencia Quintana, que recuerda que antes de la existencia de infraestructuras marítimas ya existían los estibadores, aunque se les denominaba obreros o cargadores, «hombres que se echaban a hombro unos 100 kilos y caminaban por el agua sobre los callaos».
Exposición gratuita. La muestra 150 años estibando los puertos de Canarias es una exposición gratuita situada en la entrada del museo Elder compuesta por fotografías, maquetas de todo tipo de maquinaria y buques y varios ejemplos de la vida de los estibadores. Estará disponible hasta el próximo domingo 19 de febrero.
En el recorrido por la historia de los trabajadores portuarios se hace especial guiño a la importancia de la pesca y del carbón. «Las compañías inglesas, en plena expansión, nos utilizaron por ser un lugar estratégico para ir a Sudáfrica o a Asia. Los ingleses aprovecharon que los buques vivían del carbón y pusieron sus casas consignatarias para surtir a todos los barcos de combustible. De la noche a la mañana se convierte en un puerto sumamente importante en Europa», detalla Quintana. «Cuando entré en el puerto, había bastante pesca congelada y algún que otro contenedor», comenta el portuario, que también trabajó muchos años como fotógrafo profesional y que estuvo casi 30 años estibando y desestibando barcos como especialista y como gruero.
De aquella época guarda muy buenos recuerdos de la «hermandad» de la que formó parte. «La taifa era el grupo de trabajo compuesto por un capataz, dos apuntadores, tres motoristas, cuatro trastaineros...», rememora. Quintana admite que su etapa de mayor felicidad no fue cuando más dinero ganó, siendo gruero, sino los momentos de «compartir la carga» con compañeros que acabaron siendo grandes amigos.

domingo, 29 de enero de 2017

Mali y Tailandia eligen el puerto de Santa Cruz para suministrar mercancías a África

Un momento del encuentro de Ricardo Melchior con la delegación maliense.
Hace un par de semanas, países como la República de Mali y Tailandia pusieron los ojos en el recinto portuario como plataforma para el suministro de mercancías a África, algo para lo que el puerto capitalino lleva preparándose durante mucho tiempo. Pues bien, ahora esa labor ya está viendo la luz y, en breve, Tenerife será la puerta de salida de Europa y de entrada a África.
Mali es el primer eslabón de una cadena que se prevé muy larga. Este país africano de cerca de 16 millones de habitantes y en pleno crecimiento quiere lo más rápido posible cerrar un acuerdo con la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife para poder empezar a suministrar mercancías.

A pocas horas de ponerse en marcha este acuerdo, la embajadora de Tailandia en España, Rattikul Chansuriya, visitaba la Isla con el objetivo de fomentar las relaciones bilaterales entre Canarias y Tailandia, especialmente en el sector turístico, ya que son destinos referentes en el mundo, así como en otros ámbitos estratégicos como la hostelería, las energías renovables y la alimentación.
Precisamente, en este último sector, Tailandia es el primer exportador de arroz en el mundo y África consume el 25% del grano que se come

jueves, 26 de enero de 2017

"Con 312 euros de pensión por minusvalía no se vive"

Marta Ramos
César Piñeiro tiene 40 años y toda una vida por delante. No puede trabajar debido a una minusvalía psíquica del 70% y actualmente sobrevive con los 312,57 euros mensuales de la pensión que le da el Estado, una cifra que sólo le alcanza para pagar los 250 euros del alquiler de una casa compartida.
Como cualquier persona, tengo derecho a emanciparme y no puedo siquiera tener una vida organizada, porque tras pagar el alquiler me quedo con 50 euros. Mi vida es una incertidumbre». Así empieza el relato de César, un grancanario que desde hace 10 años tiene reconocida una discapacidad psíquica del 70% por esquizofrenia.
A lo largo de la última década, y sobre todo, en los últimos años, este ciudadano «se ha sentido abandonado» por el Gobierno. Hasta entonces, César tenía una vida normalizada, cuenta que con 18 años comenzó a trabajar como vigilante de seguridad y luego como taxista, un trabajo que tuvo que abandonar cuando le diagnosticaron la enfermedad.
Ahora, su situación es «dramática»: carece de redes familiares y sociales que lo apoyen y tiene que vivir en un piso compartido en el que se le va el 80% de la pensión. «Me pagan 312 euros y pago 250 de alquiler. Echa una resta... Si pago un piso compartido no puedo comer. Y tengo que pagar un alquiler porque la Administración no da acceso a viviendas para personas minusválidas desprotegidas como yo», manifiesta.
César tampoco encuentra un trabajo que se adapte a sus necesidades, ya que además de ser esquizofrénico crónico y paranoide, tiene hipertensión y diabetes.  Esa situación sumada a los escasos medios económicos con los que cuenta hace que, a veces, tenga que medigar, según relata. Y la calle se le hace dura: «La gente a veces no me da nada porque piensan qeu es para la droga pero yo no tomo tóxicos, lo quiero para comer», dice el hombre, quien se beneficia de un reparto de alimentos por parte de la parroquia Santa María del Pino.
El hombre asegura que hace nueve meses pidió una revisión en el Centro Sociosanitario El Pino para volver a evaluar su minusvalía, pero según afirma, «aún sigue esperando». Mientras tanto, su vida pasa, y sin muchas expectativas, aunque «siempre con fe en que exista solución».

martes, 24 de enero de 2017

Obesidad en Canarias crece desde que Europa nos subvenciona

Obesidad en Canarias crece, en coincidencia, desde que Europa subvenciona los alimentos a través del programa Régimen de Abastecimiento, al que Bruselas ha destinado 2.000 millones de euros en 25 años. En esta partida no se computan las exenciones arancelarias por importar materias primas para la industria, con lo que las ayudas llegarían a 3.000 millones.
Obesidad en Canarias está considerada una pandemia por la Federación de Asociación de Diabetes en Canarias, según su presidente, Julián González.
En declaraciones a El Espejo Canario, Julián González se muestra seguro de la influencia de los alimentos subvencionados en los índices de obesidad que afectan a la población canaria, tanto infantil como adulta.
Según la Federación, el 40% de los isleños sufre las consecuencias sanitarias del sobrepeso. “Llevamos años luchando con los políticos para una alimentación más sana.  Se subvenciona lo que más nos engorda y daño nos hace“.
 A continuación se exponen algunos de los productos subvencionados por el REA. Las dos primeras columnas son las ayudas de 2016, tanto al consumo directo (1) como a la transformación (2). Las dos siguientes pertenecen a 2017. Las cantidades corresponden a euros por tonelada importada.

domingo, 22 de enero de 2017

LA VIOLENCIA DE GÉNERO SE REPRODUCE ENTRE LOS JÓVENES CANARIOS

Por EUGENIO FERNÁNDEZ / CANARIAS-SEMANAL.ORG.-

   Las concepciones retrógradas que conducen a establecer relaciones de desigualdad entre hombres y mujeres no parecen estar desapareciendo entre las nuevas generaciones del Archipiélago canario.
 Así pueden interpretarse al menos,  los alarmantes datos aportados por el  Informe sobre la situación de la violencia de género en las Islas, que elabora cada año  la Consejería de Presidencia, Justicia e Igualdad del Gobierno regional.
 Según este informe, los casos de  menores de edad que han denunciado ser víctimas de violencia machista aumentaron  un 30 % en 2015, en comparación con el año anterior. El sector de los jóvenes y los adolescentes es, de acuerdo al estudio, el que registra un mayor crecimiento de este tipo de agresiones.

miércoles, 18 de enero de 2017

Homenaje a Camilo Sánchez en Radio Faycan

Ezequiel López

Camilo Sánchez (i)
en el Aula Malagón-rovirosa

Ezequiel López el pasado 29 de diciembre, XVI aniversario del fallecimiento de Camilo Sánchez contó en su programa con Eugenio Rodríguez, Javier Marijuán, Paco Santiago y Dunia Sánchez

lunes, 16 de enero de 2017

Canarias es la cuarta comunidad con más procesados por corrupción desde julio de 2015

Los juzgados de Canarias procesaron por delitos de corrupción a 104 personas entre el tercer trimestre de 2015 y el tercero de 2016, lo que convierte al archipiélago en la cuarta comunidad con más encausados por este tipo de cargos, tras Cataluña (303), Andalucía (153) y Madrid (145).
En ese mismo período, los juzgados y tribunales de las islas dictaron doce sentencias en casos de corrupción, nueve de ellas condenatorias y tres absolutorias.
Cuatro de esas condenas fueron emitidas por las audiencias provinciales de Santa Cruz de Tenerife y Las Palmas y cinco por los juzgados de lo Penal, mientras que las tres absoluciones corresponden a las audiencias (2) y al Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

sábado, 14 de enero de 2017

El Belén de Arena de Las Canteras cierra con un récord de 214.500 visitantes

El Belén de Arena de Las Palmas de Gran Canaria, en la playa de Las Canteras, ha despedido su décima edición, con 214.500 visitantes.
 El Belén, que ha estado abierto al público durante estas fiestas Navideñas, ha superado en 50.000 visitantes las cifras de la edición anterior, batiendo todos los récords. El nacimiento, que ha cerrado sus puertas este jueves 7 de enero después de 35 días de exposición, ha comenzado a demolerse y se espera que esta zona de la playa recupere sus condiciones habituales durante el fin de semana.

martes, 10 de enero de 2017

El corte de carretera de Juan Grande, en Gran Canaria, de 1975


Era el 14 de enero de 1975 cuando sobre las 19 horas, en la carretera C-812, a la altura del cruce de Juan Grande, en el sur de Gran Canaria, una gran aglomeración de tráfico interrumpía el tránsito de turistas y conductores particulares.
Se trataba de un corte de carretera sin permiso oficial de 1.200 personas formado por trabajadores del sector tomatero, niños, sacerdotes, religiosas y docentes que reclamaban la construción de escuelas. Cortaron la carretera que unía el núcleo turístico de Playa del Inglés y San Agustín con la ciudad de Las Palmas.
Aquel acontecimiento era la respuesta ciudadana a una demanda que se realizaba desde hacía tiempo: Escuelas infantiles. La movilización social tuvo una base de respaldo en los sacerdotes y religiosas que se encargaban de dar educación a los niños.
Tal y como contaba ABC, se impusieron multas de 1975 por valor de 2.400 euros a sacerdotes y una religiosa. Entre otros, a Manuel Medina, 600 euros. 1.200 euros para el sacerdote Domingo Viera, párroco de Castillo del Romeral, y 600 euros para la religiosa Ana María Sánchez, directora del Colegio Nacional de Castillo de] Romeral. Viera recuerda a ABC que las multas se condonaron y el dinero para pagarlas se devolvió.
Las peticiones eran por la construcción de escuelas. En aquella época, los docentes daban clases, por ejemplo, a 103 niños en una misma aula. Los canarios, trabajadores del sector tomatero, temían por sus puestos de trabajo si salían a protestar. Muchos de ellos analfabetos, se hartaron y pidieron que sus hijos fueran educados de forma correcta para evitar el calvario de dedicarse a la agricultura intesiva de exportación. El respaldo del Obispado de Canarias le animó a no tener miedo.
Las autoridades decían que no había suelo. Y es que cada mes de septiembre, cuando comenzaba la zafra de tomates, la zona se llenaba de niños y desde octubre ya era imposible que todos tuvieran acceso a la enseñanza de calidad. Muchos padres, evitaban mandar a sus hizos al colegio por razones de transporte y para ayudar en los tomateros.
El dinero que se mandaba desde Madrid se estaría empleando entonces construir pozos de agua y canalizaciones. Pero llegó la situación límite. El corte de la carretera lo ejecutaron los padres aunque con el respaldo de docentes como José Domingo, Juan Jiménez Zafra, Antonio Valenzuela, Agapito Jiménez, Marino Alduán, Pedro Domínguez y Antonio Sosa, entre otros.
Las religiosas del Sagrado Corazón de Jesús que, al mismo tiempo, eran maestras en el Colegio Nacional Castillo del Romeral, se las veían y deseaban para atender las peticiones de mejora de condiciones de vida de las madres de la zona. Tanto en Castillo del Romeral como en la zona de El Matorral.
El detonante final llegó cuando en El Matorral, el 60% de los niños no podian ir a la escuela porque eran barracones propiedad de la Sección Femenina, que los reclamó para dar servicio de guardería. Las mujeres, trabajadoras en tomateros, no tenían quien cuidara de los niños menores de cuatro años. Quizás la Sección Femenina lo hizo para forzar que se dieran respuestas educativas en la comarca.
Los padres estaban desesperados. Crecía la población al inicio de cada zafra tomatera y los servicios no aumentaban en esta zona del Sur de Gran Canaria. El cultivo y empaquetado de tomates era lo único que atendían los responsables políticos de la zona.
Y, todo eso, de espaldas a un mercado hotelero que no veía el lado opaco del incimiente turismo canario. El nivel de analfabetismo era altísimo. Los apareceros vivían en cuarterías. Eran de de unos 20 o 25 metros cuadrados con techos de zinc. Sin agua o sin luz. Los niños jugaban cerca de sus madres en las plantaciones cuando salían del colegio. O en entornos con residuos químicos que se empleaban en los tomateros.
Al final, dada la ausencia de respuestas, se hizo una asamblea en la Iglesia de Castillo de Romeral con la presencia de familias de Juan Grande, Castillo del Romeral y El Matorral. Caminaron en fila, mayores y pequeños, para cortar la única carretera que enlanzaba Las Palmas capital con la zona turística a la altura de Juan Grande.
Finalmente, el alcalde, que era empleado de una planta cementera en Arguneguín (Mogán), apareció cuando la movilización cogió forma y el caos circulatorio era una realidad. De allí, salió detenido el párroco Domingo Viera, que era quien encabezaba la manifestación. El alcalde firmó un escrito donde se aceptaba comenzar las obras de escuelas en el altar de la Iglesia de Juan Grande. La firma fue ese mismo 14 de enero de 1975 y se comprometía a construir escuelas en El Matorral, Juan Grande y Castillo del Romeral con aulas prefabricadas.
El apoyo del obispo de la época, Infantes Florido, fue fundamental para legitimar la demanda de los trabajadores del sector tomatero y evitar el uso de la violencia aunque la tensión del momento fue irrespirable, de acuerdo con los testimonios de la época consultados por ABC.
Los problemas siguieron. En verano de ese 1975, tres niños murieron por meningitis en la zona, dos con lesiones por esa misma enfermedad. La costumbre de jugar en zonas de tierra rodeados de basura. Tenían escuelas, pero apenas atención sanitaria. El único centro hospitalario privado de la comarca estaba especializado en atender turistas. 42 años.

domingo, 8 de enero de 2017

La contratación indefinida se disparó durante el plan especial de inspecciones

Los contratos indefinidos constituyen una mínima parte del total, tanto en Canarias como en el resto de España, pero las Islas registraron en 2016 un incremento de casi el 22%, el segundo más importante del país tras el experimentado por Murcia. La conversión de relaciones laborales temporales en fijas también creció en relación al año anterior, y lo hizo de forma especial en dos meses, octubre y noviembre, precisamente aquellos en los que se desarrolló el plan especial de inspecciones puesto en marcha por la Consejería de Empleo del Gobierno autonómico.
 Ambos meses sumaron más de 8.200 contratos inicialmente temporales que pasaron a ser indefinidos, según los datos divulgados el miércoles por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. En concreto, en octubre se convirtieron 3.981 y en noviembre 4.283, cifras muy superiores a las que se dieron en cualquier otro mes del año (abril, con cerca de 3.300, se sitúa a continuación). Diciembre, cuando el plan había concluido, supuso una vuelta a los valores habituales del año pasado, con 3.210.

El Plan contra la Explotación Laboral se extendió entre el 11 de octubre y el 20 de noviembre con la intención de detectar situaciones de fraude y abuso a los trabajadores. Para llevarlo a cabo, el Ejecutivo regional amplió de forma temporal la plantilla de la Inspección de Trabajo mediante la incorporación de 32 efectivos procedentes de la Península.
Según la Consejería de Empleo, esta iniciativa permitió mejorar las condiciones de unos 9.000 trabajadores del Archipiélago. Durante su vigencia fueron revisados 6.920 contratos de trabajo, de los que casi el 40% adolecía de algún tipo de irregularidad.

viernes, 6 de enero de 2017

Cuando el nuevo consejero canario de Sanidad apostaba por dar 16 millones a la privada para acabar con las esperas

Corría el mes de septiembre de 2016 cuando el nuevo consejero de Sanidad del Gobierno de Canarias, José Manuel Baltar, concedía una entrevista a la Cadena SER. Por aquel entonces era el gerente de la clínica privada Hospital San Roque y aseguraba tener la clave para reducir las listas de espera de las Islas: invertir 16 millones de euros más en conciertos sanitarios, ocho para cada provincia.
Además, Baltar también recordaba que tradicionalmente el sector privado le ha ofrecido a las diversas Consejerías de Sanidad esta oferta para reducir la lista de espera por debajo de los seis meses.
 El por entonces consejero del área, el socialista Jesús Morera, tachó de "frivolidad" las declaraciones de su sucesor y explicaba que en 2016  estaban presupuestados "23 millones para Gran Canaria y otros 23 para Tenerife", y aún así las listas de espera habían aumentado.

lunes, 2 de enero de 2017

El ansia de dignidad se triplica


Marta Ramos
Gonzalo Andradas en el centro de acogida de CEAR en Gran Canaria.

De Venezuela, del Sáhara, de Marruecos, de Nigeria, de Irak, de Afganistán, de Rusia o de China. Más de 46.000 personas de todo el mundo han sido atendidas por la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) durante sus treinta años de existencia en Canarias. A lo largo del tiempo los perfiles han cambiado, pero en los últimos tres años las peticiones de asilo se han triplicado.    

En octubre de 2015, dos mujeres hermanas llegaron a la costa de Gran Canaria en patera. Una era sordomuda y la otra iba en silla de ruedas, pero en algún momento creyeron que la inmensidad del mar era más segura que su propio país, así que decidieron embarcarse rumbo a una mejor vida sin saber si llegarían a buen puerto. Cuando fueron atendidas, dijeron ser sirias y durante esos días, muchas fueron las dudas acerca de su origen, que nunca se corroboró. Después de pasar varios meses en el centro de acogida de CEAR de Vecindario, se fueron a Francia en busca de oportunidades, porque en realidad, las Islas eran sólo un lugar de paso. 
Como estas dos mujeres, 46.000 solicitantes de asilo y migrantes vulnerables de todos los continentes han sido atendidas por CEAR a lo largo de sus tres décadas de existencia en el Archipiélago. Explica el coordinador territorial de la organización, Juan Carlos Lorenzo, que «hay una relación directamente proporcional entre una situación de conflicto, de pobreza extrema y de persecución y la procedencia». Los conflictos armados, la hambruna, la religión, la identidad  y orientación sexual y el albinismo son los motivos para huir.
Durante las dos primeras décadas de CEAR, el perfil de solicitante de asilo era un hombre que viajaba solo, pero ahora, cada vez es más usual la llegada de familias enteras o monomarentales. Tanto es así que una de cada tres personas que vive en el centro de acogida de Vecindario son niños, asegura el director del centro, Gonzalo Andradas, que recalca que cada vez es más frecuente ver «mucho drama y mucha muerte» en las pateras que llegan a las costas canarias.     Las dependencias de CEAR es el primer objetivo de estas personas. Allí buscan asesoramiento jurídico y, sobre todo, dignidad. «Esto no deja de ser un puente. Llegan con un cansancio crónico, y no por el viaje. La semana que pueden pasar en una patera no es nada en comparación con el tiempo que han estado sufriendo persecución o explotación en su país, que ha podido ser durante años», añade.