lunes, 22 de mayo de 2017

Más del 90% de las personas que se suicidan padecen de trastornos mentales y muchos son curables

Entre el 90 y el 95 por ciento de las personas que se suicidan padecen de trastornos mentales, la mayoría de ellos curables, por lo que estas muertes se podrían evitar con tratamientos psiquiátricos y psicológicos.
Francisco Acosta, psiquiatra del Servicio de Salud Mental del Servicio Canario de Salud, ha destacado en declaraciones a Efe que "la conducta suicida se puede prevenir, aunque no en todos los casos", pues si el trastorno se trata adecuadamente las ideas de suicidio desaparecen.
El psiquiatra, que ha impartido en Santa Cruz de Tenerife un curso a periodistas sobre las noticias de suicidios en los medios de comunicación y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), ha insistido que la conducta suicida se asocia a la depresión, un trastorno tratable y curable.
Canarias se encuentra en el rango medio según los datos establecidos por la OMS con una tasa de suicidios por 100.000 habitantes de 9,05 para el año 2015.
Las tasas de suicidio en Canarias y el resto de España son sensiblemente inferiores a las del conjunto de la Unión Europea, ya que aunque ambas se encuadran en el rango medio (entre el 5 y el 15), las de las islas y toda España están más próximas al dintel inferior, mientras que las Europa lo están al dintel superior, ha señalado el psiquiatra.
Tener hijos, sobre todo en el caso de las mujeres, una red social que respalde, ser religioso o un buen servicio sanitario son factores protectores que pueden evitar este tipo de muertes.

viernes, 19 de mayo de 2017

Relatos X, vidas truncadas

Ibón S. Rosales

Luna y Luz se adentraron en el mundo de la prostitución para sacar a sus hijos adelante. No eligieron ser mujeres de la calle y aseguran que casi ninguna lo hace. Canaria y colombiana, respectivamente, acumulan 12 y 18 años trabajando con su cuerpo, han sufrido vejaciones, violaciones, robos y procesos de drogodependencia. Pero hace poco decidieron hablar, contarlo, desahogarse para después sentirse sorprendentemente liberadas. Luna y Luz son nombres ficticios utilizados para preservar la identidad de estas mujeres valientes.
«Sigo ejerciendo pero ahora tengo otra expectativa de la vida. Estaba muy mal, lo pasé fatal porque era muy duro. Terminé loca, psicológicamente sin personalidad, súper débil, me sentía sucia...», comienza a relatar Luna, que gracias al trabajo en red con diferentes entidades ha cogido con fuerza las riendas de su vida. «No por ser prostituta te tienes que marginar a ti misma. Ahora tengo ganas de luchar y veo que esto no va a ser así para siempre, no es imposible salir de la prostitución», cuenta. Luna sabe bien que por su condición de española ha tenido ventaja frente a otras mujeres. «Estuve en un chalet en Puerto Rico en el que a las rumanas las tenían en el sótano, donde estaba la caldera, en unas condiciones terribles, y ellas estaban obligadas a trabajar allí las 24 horas», recalca amarga, considerándose afortunada porque ella podía salir una hora al día: «Eran 21 días seguidos con un día libre a la semana y podías salir una hora al día para comer o cargar el móvil». Enfermas o con la menstruación, si las mujeres no se presentaban a su hora al «pase», les imponían una multa de 60 euros. Con ese ritmo, «o acabas loca o alcohólica, o enganchada», manifiesta.
Luna tiene compañeras con sida, con problemas de alcohol y drogas; también conoce a mujeres que dedican el dinero de la prostitución a vanidades como comprarse ropa o cosméticos, pero asegura que son las que menos: «Sí existen, les gusta vivir bien en Siete Palmas, comprarse ropa de marca y rodearse de gente con dinero, pero son pocas». Siempre agradecerá a la prostitución haber sido el motor para sacar adelante a sus hijos: «Hoy me ha tocado a mí pero estoy luchando y me he sacrificado para que, el día de mañana, mi hija no tenga que hacer esto. Una educación y un apoyo por mi parte siempre lo va a tener», asevera emocionada.
Ni tiene pareja ni cree que la pueda tener nunca. Luna dice que la vida le ha hecho pensar «como el diablo» y desconfía como sentido primario. «Te puedes enamorar pero ya no lo ves tan bonito, piensas que puede ser el cliente de otra o que tiene algo raro. Las cosas de la vida me han hecho ser paranoica», argumenta con una sonrisa.
Luz es colombiana, llegó a Gran Canaria en 1999, cuando la prostitución la ejercían «mujeres de 30 y 40 años» que tenían como clientes a jóvenes de 20 años «que ni se fijaban si tenías pecho o no, si eras más o menos joven». Siendo menor de edad, con solo 16 años, Luz hizo sus primeros servicios. «Fui madre joven y mis hijos necesitaban leche», defiende. En Colombia el mercado de mujeres es muy rico, «la gente de dinero lo que busca son niñas, modelos, chicas jóvenes que no tienen ni si quiera sus atributos», expone refiriéndose a las curvas propias del cuerpo de mujer adulta. Llegó a la isla con 24 años y «sabía a lo que venía», confiesa, «una amiga me ayudó a venir».
«Hoy día el trabajo ya no se valora, hay muchos riesgos. Recuerdo que antes se podía una cuidar, ahora la mayoría no quieren ponerse el preservativo para una felación por 20 euros», asegura avergonzada. Y se las hacen. Luz lleva cinco meses sin ejercer la calle porque está trabajando, sin contrato pero al menos tiene una opción alejada del alterne.
«Y si tienes un chulo, este trinca lo que sea por dinero porque no tienen escrúpulos, un chulo es un chulo. El mío era un chulo disimulado», menciona, refiriéndose a su exmarido, que la obligaba a trabajar jornadas infinitas. Luz acabó adicta a la cocaína, cuenta que es algo «normal» en el gremio puesto que «de alguna forma hay que aguantar». Pero precisamente el polvo blanco fue la gota que colmó el vaso: no sólo debía pagar el alquiler y la vida de sus cinco hijos y el marido sino también el vicio. La colombiana, de 42 años, hizo un curso de Geriatría y asegura que las veces que ha trabajado cuidando ancianos el dinero que gana «rinde y luce, se aprecia más». Su lucha, ya fuera de la calle, es ahora lograr que sus hijos la acepten «Me duele el rechazo de mis hijos, se dieron cuenta de en qué trabajaba su madre», sostiene entre lágrimas, «pero a ellos no les faltó de nada».
A la sociedad le piden dejar de ser invisibles, apoyos para la inserción laboral y dignidad, «porque detrás de una puta hay un ser humano».
Ignoradas por la policía.
Las chicas no tienen buena relación con las fuerzas de seguridad del estado. Al preguntarles cómo era la relación con los agentes de los diferentes cuerpos su respuesta fue la siguiente: «Hay de todo, desde los que lo quieren gratis, otros que les encanta y otros que te tratan como una basura». Explicaron que, cuando hay controles en las casas, hay policías «que te miran mal o con asco y otros que te quieren ligar». En la calle, los agentes de la policía se hacen los zuecos con la prostitución, no responden a las llamadas o tardan más de lo habitual o son un cliente más. «Odio a la policía...», relata Luz, quien avisó a los agentes cuando uno de sus clientes casi estampa su coche con ella dentro y este no hizo absolutamente nada. «Me preguntó si yo quería denunciar pero ni le hizo la prueba de alcoholemia, ni lo multó ni le quito el coche».

martes, 16 de mayo de 2017

"LOS SOBRESUELDOS QUE COBRARÁN LOS GESTORES DE LA SANIDAD CANARIA SON UNA VERGÜENZA"

La Asociación para la DeCanarias (ADSPC) ha rechazado, de forma contundente, los sobresueldos de casi 600.000 euros, justificados como "por cumplimiento de objetivos", que la Conserjería de Sanidad repartirá entre los 111 gestores de los diferentes Hospitales y Áreas de Salud de las Islas, a los que sumarán otros 71.000 euros , por horas extras, para 89 de ellos.
 "Estos sobresueldos - apuntan desde esta Asociación - los recibirán unos directivos que son nombrados a dedo y de forma partidistas, por la  la gestión en una Sanidad que es la penúltima del Estado español en cuanto a su calidad y la peor valorada por sus ciudadanos según el Barómetro del CIS".
 Para la Asociación para la Defensa de la Sanidad Pública de Canarias (ADSPC), "pagar 'incentivos por cumplimiento de objetivos' en una Sanidad que es la segunda peor conduce a pensar que la idea de que el Gobierno quiere deteriorar la Sanidad Pública para favorecer su desmantelamiento y la privatización sanitaria tiene todo los visos de ser cierta".
 "Además -añaden -  debe quedar claro que los objetivos los ponen los mismos que van a recibir los incentivos con la complicidad de la Consejería de Sanidad que propone los suyos".
 Por otro lado, la ADSPC apunta que, en lo que se refiere a las horas extras, "se trata de una manifiesta ilegalidad, ya que lo prohíbe expresamente la Ley de Presupuesto y por lo demás está claro que en algunos Hospitales sus directivos cobran por guardias, lo cual está dentro de sus retribuciones por el cargo que ostentan, y otras prebendas que se camuflaran posiblemente en esos incentivos".
 En este mismo sentido, la ADSPC critica que "mientras a los gerentes se les retribuye con hasta 13.000 euros, a los directores 11.000, a los subdirectores 8.000, etc., tenemos unas listas de espera a todos los niveles desorbitadas, urgencias colapsadas, falta de personal también en todos los niveles o un personal sanitario que en algunos hospitales ha realizado más de 60.000 horas anuales de trabajo fuera de turno".


domingo, 14 de mayo de 2017

Josep Burgaya: "Con la complicidad de muchos economistas se privatizan beneficios y se socializan pérdidas"

Josep Burgaya (i)
 La tarde del sábado en la Casa de Cultura y Solidaridad se celebró una charla coloquio sobre LA TRASTIENDA DE ZARA. El ponente fue Josep Burgaya. Defendió que algo falla en la economía cuando aumenta la desigualdad en una época en que ya no hay escasez como en otros periodos de la historia. Josep señala que la "catedral" de hoy quizá sea el vertedero. Que no funcionan los mecanismos redistributivos y que lo algunos llaman " mundo plano" es plano para algunos. Que los capitales circulan, y los ricos hacen turismo... pero los empobrecidos se golpean contra los muros.
Denució la Esclavitud infantil y señaló que este sistema económico que genera niños esclavos es el mismo que genera paro y explotación en nuestro contexto.
Señaló que detrás del derrumbe de "Plaza Rana" hay una forma de producción en que estén implicadas Zara, El Corte Inglés, Apple y tantos otros.
Tampoco calló la responsabilidad de los economistas que ponen en circulación análisis erróneos: "Si los aquí presentes nos cogemos una intoxicación y vamos todos a Urgencias, sube el PIB. El PIB no es un dato definitivo".
Burgaya planteó la necesidad de la acción cultural, de la creación de conciencia, así como del compromiso político. Cree que el Estado-Nación tiene unas obligaciones que cumplir, cada ciudadano y cada institución debe protagonizar la vida.

jueves, 11 de mayo de 2017

Canarias, la región con la leche de vaca más cara


Canarias ha registrado el precio en origen de la leche de vaca más alto de toda España en marzo, fijado en
0,452 euros/litro, frente a los 0,314 de media del país.
En el conjunto de España el precio en origen de la leche de vaca ha bajado un 0,63 % en marzo respecto al mes anterior, al pasar de 0,316 a 0,314 euros/litro, según un informe de Declaraciones Obligatorias del Sector Vacuno de Leche publicado hoy por el Fondo Español de Garantía Agraria.
En él se detalla que Baleares es la comunidad autónoma con el precio en origen más bajo (0,282 euros/litro), mientras que la cotización mayor correspondió nuevamente a Canarias, con 0,452 euros/litro.
El principal descenso se registró en Baleares (-0,02 céntimos euros/litro) y la mayor subida la anotó Comunidad Valenciana, con +0,003 céntimos y 0,327 euros/litro de media.

lunes, 8 de mayo de 2017

Malos tratos a los mayores, una realidad invisibilizada que crece en Gran Canaria

El psicólogo de esta iniciativa, Daniel Moyano, señala que la organización ya está interviniendo en las situaciones con las que se han venido encontrando. La primera fase consiste en comprobar que estos casos son reales y posteriormente se actúa visitando a estas personas y hablando con las familias y los servicios sanitarios. No obstante, asegura que, debido a la Ley de protección de datos, no puede hablar de ningún caso en concreto. 
Moyano avanza que son distintos los motivos por los que una persona mayor de 65 años se encuentra en estado de vulnerabilidad. Además del maltrato físico y psicológico, recalca que en los últimos años, debido a la crisis, los ancianos se han convertido en sustentadores económicos de sus familias, por lo que pueden sufrir malos tratos por factor económico ya que "se abusa de los escasos recursos que pueda tener esta persona mayor".